UN ESPÍRITU DISPUESTO

Fragmento del libro "Un espíritu como el de María", por  Joana Weaver, Editorial Peniel.

Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor;
Hágase conmigo conforme a tu palabra.

Lucas 1:38

No sabemos cuándo o dónde recibió el mensaje de que su vida estaba por cambiar. La Biblia no da muchos detalles. Solo dice que Dios envió al ángel Gabriel a una joven virgen llamada María que vivía en una aldea llamada Nazaret (Lucas 1:26-27)
“¡Salve muy favorecida! El Señor es contigo” dijo el ángel. Y en ese instante, la vida de María cambió para siempre.

Al parecer Dios siempre ha utilizado a las personas menos pensadas en las maneras más insólitas para llevar a cabo su perfecta voluntad. Aún corriendo el riesgo de que nosotros, los seres humanos, echemos a perder las cosas, o cometamos la osadía de añadir “algunas cosas” o “quitar otras” para “mejorar los planes de Dios”.

¿El ángel se habrá preguntado que pretendía Dios, al confiarle Su gran plan a una modesta joven?
¿Por qué, de todas las jóvenes judías que existieron, Dios escogió a María?
Porque María no era una adolescente ordinaria, como vamos a descubrir. Era una mujer dispuesta a decirle que SÍ a Dios, a dejar a un lado sus propias esperanzas y sueños para que los planes y propósitos de Dios se cumplieran.
María fue el tipo de mujer que Dios todavía busca en la actualidad.
Porque por alguna misteriosa razón, y al mismo tiempo asombrosa, Dios, voluntariamente liga sus esperanzas y sueños con humanos volubles que cometen errores como usted y yo. Y en esa locura divina veo tres implicaciones sorprendentes:
• Dios debe realmente amarnos
• Debe estar planeando algo mayor y más maravilloso de lo que nos imaginamos.
• De seguro quiere que lo acompañemos en la aventura
Ay, de que manera deben temblar los ángeles al entender estas verdades. Cómo deben estar inclinados sobre las puertas del cielo, esperando a ver, queriendo escuchar. Anonadados de pensar que el futuro del cristianismo una y otra vez depende de su respuesta y la mía: en nuestra disposición a acceder a lo que Dios pide. A reordenar nuestra vida con el fin de cumplir sus planes.

UN ESPÍRITU DISPUESTO
Es sorprendente lo que puede hacer Dios con un corazón rendido a El. Un corazón que le dice que sí a pesar del costo.
María una vez que le dijo que sí al ángel, le siguió diciendo que sí a lo que fuera que Dios estaba haciendo en su vida y en su hogar.
Dijo:”sí, voy a ir a Belén con mi marido”
“sí, mi hijo va a nacer en el establo”
“sí, voy a dejar que mi hijo deje la casa paterna para convertirse en un predicador itinerante”
“sí, voy a estar con él sin importar qué; incluso a los pies de la cruz”
La vida de María muestra que las cosas grandes, las cosas importantes comienzan con alguien que le dice que sí a Dios y después avanza por el camino dando un sí a la vez.
Habrá sacrificios, como sorpresas cuando decida decirle que sí a Dios, Sacrificios de sus tiempos, sus planes y algunas veces de sus sueños más queridos..

DECIRLE QUE SÍ A DIOS
¡COMO DESEO UN ESPÍRITU DISPUESTO COMO EL QUE TUVO MARIA !!!!!!!!!!!!!!!
Poder decirle que SI al Señor sin preguntar porque, cuando y como.
Por eso es que sigo recurriendo a la oración de David en Salmo 51:10 “
crea en mí, oh Dios, un corazón limpio y renueva un espíritu recto dentro de mí
Un espíritu noble y dispuesto es lo que necesito. Un corazón y una mente que le digan que sí al Señor y una voluntad y un cuerpo que pongan ese SI en acción. Fil.  2:13 nos dice que el Espíritu Santo es poderoso para ayudarnos ya que en nosotros “produce el querer como el hacer, por su buena voluntad”
DIGAMOS CON NUESTRA VIDA, ASI COMO CON NUESTRA BOCA: “hágase en mí conforme a TU PALABRA”

EL ARTE DE MEDITAR
María fue el tipo raro de mujer que supo su parte y la llevo a cabo sin tratar de hacer algo más.Tenía un espíritu sumiso y confiado. Dejó que Dios tomara las decisiones y luego lo acompañó en el viaje.
Cuando los pastores vinieron adorar a Jesús y le dijeron a María y José lo que los ángeles habían dicho, la Biblia nos dice que “María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón” (Lucas 2:19)
En lugar de hablar de lo que estaba sucediendo, María meditaba. Pensaba en ello.Guardaba los sucesos en su corazón en lugar de parlotear de ellos .
María rehusó a entregar al público lo que estaba sucediendo con ellos, más bien meditaba en privado.
Mi propia experiencia, como una Marta en recuperación me ha enseñado que un corazón sumiso le dice que SI a Dios pero no exige una fecha límite de devolución o contestación.
Si no pregúntenle a Maria como treinta y tres años mas tarde la profecía dad Simeón se cumpliría (Lucas 2:35). Porque en cada golpe del martillo que metió los clavos en el cuerpo de su hijo, una espada traspasó el alma de María quebrantando su corazón al ver morir a Jesús..
La verdad que decir que SI a Dios, trae bendición, pero también puede traer dolor.Por eso es que necesitamos un corazón sumiso que siga creyendo…….incluso cuando duela.

DECIR QUE SÍ...
• Decir que sí, a la inconveniencia de que alguien más sea bendecido
• A un lugar en el asiento trasero aunque estemos perfectamente calificadas para conducir
• A hacer lo que nadie quiere hacer, lo que no va a ser notado y lo que nadie aprecia.
• A dejar pasar las faltas y desconsideraciones
• A escuchar pacientemente, aunque haya mucho para decir
• Etc, etc, etc,

Los caminos de Dios rara vez son lógicos para nuestras mentes humanas finitas. Y si no tenemos cuidado, vamos a pasar la mayor parte de nuestra vida, discutiendo con Dios, en lugar de adoptando sus caminos.
Dudando de sus promesas en lugar de confiar en Su poder.
Resistiendo a su amor en lugar de descansar en sus brazos.

UN EJEMPLO A SEGUIR
Aunque no era perfecta, María hizo muchas cosas bien. Por ello es un ejemplo a seguir.
• Una obediencia y disponibilidad a decirle que sí a Dios (Lucas 1:38)
• Un corazón que creía lo imposible y respondía con alabanzas (v 46-47)
• Una sumisión a la voluntad de Dios y Su tiempo (Lucas 2:19)
• Un corazón que hacía peticiones pero que se rehusaba a exigir (Juan 2:5)

Para María la muerte de Jesús fue un nuevo comienzo. DEJO DE SER LA PROTAGONISTA, PASO AL ANONIMATO.
Después de la resurrección María estaba en el aposento alto igual que todos con los discípulos esperando la venida prometida del Espíritu Santo. (Hechos 1:14)
Después del nacimiento de la iglesia María paso a ser una más de los fieles discípulos de Jesús.
Pienso que ella querría que nos enfocáramos solo en Jesús como el verdadero tesoro.

ORACIÓN:
Quiero tener un espíritu como el de María
Quiero que mi corazón no sólo sea un vientre por el que Jesús sea dado a luz, sino un trono desde el cual gobierne y reine.

Dios todavía esta buscando personas por medio de las cuales llevar a cabo sus propósitos y realizar sus planes. Personas que digan que SI en lugar de preguntar cómo. Personas dispuestas a vender todo lo que posean con el fin de comprar un campo ordinario que posiblemente tenga escondido un gran tesoro (Mateo 13:45-46)

Me pregunto que podrá hacer Dios a través tuyo y mío si dejáramos de cuestionar SU plan, dejáramos de tratar de entender y simplemente dijéramos que SI. ¿Qué obra nueva o que milagros podría hacer Dios en nuestro mundo si sólo una o dos de nosotras dijéramos: “hágase conmigo conforme a TU palabra” (Lucas 1:38)?

Heme aquí envíame a mí (Isaías 6:8)


Volver a la sección Devocional
Volver a la Página Principal