Carta de misioneros conocidos

Hace relativamente poco, una familia conocida por muchos de nosotros fue llamada por el Señor a un país no cristiano para asentarse allí y comenzar un trabajo misionero. En código, ellos se llaman a sí mismos "los González"; nosotros los conocemos, y quien los envió allí, más aún.

Compartimos esta carta que ellos enviaron para estar en conocimiento y poder orar y apoyar por todos los medios.

 

13 de septiembre del 2008


QUERIDOS HERMANOS!!!!

Estamos muy agradecidos por todo el apoyo que recibimos de Ustedes!! Sin esto no podríamos hacer nada de lo que estamos haciendo. Constantemente vemos los aportes recibidos (depósitos). Sin lugar a dudas, Uds son una parte mujím, mujím bizef (muy importante) que hace posible que estemos aquí.
Deseamos que a medida que lean nuestras cartas puedan imaginar la escena y sentir que están presentes aquí, con nosotros.

Estamos muy contentos con los avances que vamos teniendo y sentimos que ya podemos, poco a poco, ir comunicándonos de una manera mejor, aunque todavía nos falta mucho. Mientras más aprendemos, más nos damos cuenta de lo mucho que nos falta!! Pero paciencia, el Señor está de nuestro lado, verdad?

Les contamos que en el mes de julio, que estudiamos en la otra ciudad, fue muy bueno para nosotros en todo sentido. En cuanto al estudio, ya que lo pudimos hacer en una escuela especial y fue todo un reto poder aprobarlo; pero también en relaciones, por los muchos contactos con otros colegas que pudimos establecer, ya que es la ciudad dónde más obreros se encuentran justamente por el aprendizaje del idioma.
Fue un mes hermoso también como familia. Los chicos se portaron re-bien, todas las mañanas estaban solos, limpiaban el departamento y luego estudiaban la escuela de Argentina. Nosotros llegábamos a las 13:30 hs. y recién los podíamos atender.
Por las tardes hacíamos nuestras tareas y luego salíamos con ellos a caminar para poder conocer más ya que F es una ciudad muy preciosa, con una antigüedad de 1200 años y muy cautivante, donde se combina de una manera fantástica lo antiguo y lo moderno. Todo lo vivimos de una manera muy intensa, tratando de asimilar con cada experiencia la cultura, el idioma, las creencias, etc. Damos muchas gracias al Señor por tan importante experiencia para nosotros.

Recuerdan que en nuestra carta anterior les hicimos mención de los contactos que Papá nos está dando? Y recuerdan también que les encomendamos sus oraciones por cada uno de ellos?
Bueno, Dios es tan bueno que nos permite avanzar en compartir aun sin tener bien el idioma, en esto es tan importante el hecho de trabajar cerca de la familia S., con la cual compartimos casi todas las actividades. En lo cotidiano nos movemos por separado para mantener cada familia sus propios contactos, pero en oportunidades especiales, allí donde el idioma nos falta, lo hacemos de forma conjunta y luego compartimos y analizamos todas las vivencias. La experiencia de ellos es de mucha ayuda para nosotros. Es un privilegio poder estar a su lado en esta etapa de adaptación.

En estas últimas semanas hemos podido compartir en forma más directa con nuestros amigos, no vemos conveniente dar muchos detalles por lo delicado que esto es, pero les rogamos encarecidamente que sigan orando por el “portero” de nuestro edificio y toda su familia, por nuestra “ayudante de idioma” que esta haciendo muchas preguntas sobre J., y por toda su familia a la que recientemente conocimos y que nos recibió con mucha hospitalidad (esto incluye a padre, hermanos solteros y casados, sobrinos, etc.).
También por “una mujer” de otra ciudad que viene a visitar a nuestros colegas (arg.) y que hace unas tres semanas atrás creemos tuvo un encuentro con el S. Ella vive sola con dos hijos y tiene mucha necesidad, vino a nuestra ciudad buscando ayuda de nuestros amigos y se quedó varios días. Como llegó el fin de semana decidieron tener la reunión con ella presente y allí el S. se manifestó en medio de las alabanzas de una manera especial en todos los presentes, pero sobretodo en ella.
El mundo entero ese día se maravilló con la culminación de los juegos olímpicos, nosotros nos maravillamos por ver al S. obrar en una vida muy pero muy cerrada, segada y por sobretodo, muy necesitada. Hace años que nuestros amigos están compartiendo con ella su testimonio. Oramos por que ese día también haya culminado el dominio del reino de las tinieblas en su vida.

DIOS TENGA MISERICORDIA DE LAS FAMILIAS DE ESTE PAÍS.

Desde que nos pusimos de acuerdo y comenzamos a ayunar se han rotos muchas cadenas y nos han empezado a invitar a distintas familias, lo mismo esta ocurriendo con nuestros colegas y lo más llamativo es, que es la gente la que nos aborda con preguntas sin que nosotros provoquemos ninguna conversación. GLORIA SEA AL SEÑOR!!!

En la última clase que tuvimos con nuestra ayudante de idioma, pregunto si tenemos un “Inyil” (N. Testamento) en árabe, lo miro e hizo algunas preguntas..., y mostró mucho interés pero siempre haciéndonos notar que Dios no tiene hijo..., esperamos que el Hijo de Dios se revele en su mente y corazón... Esta chica días antes nos invitó a su casa, nosotros dudamos en ir porque por primera vez lo tendríamos que hacer solos ya que los colegas arg. estaban visitando otra flia. en las montañas. Tomamos coraje y decidimos ir.
Ella vive en las afueras de otra ciudad cercana, en una casa de barro, sin agua ni electricidad, hacia más de 40º C. Nosotros, como imaginarán, muy emocionados porque nos recordaba mucho a la zona del monte salteño. Dormimos la siesta con los chicos en una alfombra bajo unos olivos. Pensábamos en todo momento en lo parecido a muchas partes de Argentina pero con la gran diferencia de que allá hay tantos que pueden compartir la Palabra y aquí somos tan pero tan pocos.
A la hora del almuerzo pedimos permiso para dar gracias por los alimentos, lo que el padre de nuestra amiga permitió. Es increíble, pero esta es la oportunidad más linda para dar testimonio, dando gracias a Dios por la comida en el nombre de J. y eso toca a la gente.
Nos contaba nuestra ayudante de idioma que su papá quería a la tarde que ellos dieran gracias por el té de la misma manera que lo habíamos hecho nosotros, en el nombre de J...
Tal vez todas estas son cosas insignificantes en Argentina pero aquí son avances muy pero muy importantes.

Pedimos oración por la esposa del portero del edificio que está enferma de diabetes, es una mujer especial y fuimos a visitarle a raíz de su enfermedad y allí en su casa, con hijas e hijos presentes, el Señor nos permitió compartir de temas espirituales ya que como el Ramadán se acercaba es inevitable terminar hablando del tema. Allí también hubo un avance muy interesante, ya que una de las hijas que había cocinado delicias para nosotros, insistía mucho con el tema religioso y casi no escuchaba nuestros aportes, mejor dicho, los de nuestros colegas que manejan más el lenguaje espiritual. En un momento en que sacaba a relucir todo lo que hacían, el ayuno de tal hora hasta tal hora, la oración cinco veces al día, etc., nuestro colega terminó por decirle que pueden esforzarse en cumplir todo eso pero si el corazón no está bien y limpio para Dios, no sirve de nada cumplir con todo aquello. Eso hizo que guardaran silencio y que el portero y su esposa asintieran con la cabeza y dijeran: Si, es verdad, si el corazón no está bien de nada sirve... tienen razón. Lo repetían como si fuera que acababan de descubrir algo importante. Esperamos que esa frase sigua calando en sus corazones.

También por un joven amigo de nuestro hijo. El otro día me llamo aparte para decirme que el apreciaba mucho a C, y la verdad que me emociono mucho la forma que me lo dijo.

Por momentos nos da ganas de pegar un gran grito, no sé... para desahogarnos... o para decir a la gente lo ciega que está..., o solo para llorar de impotencia... Hay tanto para hacer pero no es tan fácil, hay muchas barreras que vencer, pero es el S. el que tiene que hacer la obra y nosotros creemos que se viene un tiempo de avivamiento para el norte de África. Cada día somos testigos de situaciones asombrosas donde Dios nos muestra claramente que ÉL está trabajando en todo esto.

Ya tenemos casi 6 meses en este país y la verdad es que muchas veces extrañamos Argentina, principalmente los chicos cuando recuerdan su familia, la escuela o sus amigos. Pero tanto ellos como nosotros tenemos la convicción firme de que Dios nos quiere aquí en este tiempo. Nuestros hijos son un gran apoyo para nosotros porque ellos comparten las cargas y son parte en todo. Lloran también con nosotros por la gente de este país y oramos todos juntos para que Dios toque familias enteras. El Señor nos está guiando a orar de ese modo, familias completas para ÉL.
Rogamos las suyas, para que podamos seguir creciendo en todo sentido y poder llevar mucho fruto para nuestro Padre.

M de O:
Por la provisión para resolver nuestra residencia.
Por el aprendizaje del idioma.
Por los contactos que tenemos.
Para recibir una gracia especial para con este pueblo.
Roguemos que muchas, pero muchas familias conozcan al R de R y S de S.

Hasta la próxima. Bendiciones en el Deseado de las Naciones.

Flia González.